No, amor, no es eso

Me dices que te hice llorar. Llorar es bueno, si en cada lagrima se va un dolor del alma. Me dices que soy cruel, que parece que quiero lastimarte. Que hago literatura de cualquier cosa, sin importarme si esa cosa eres tú. Y que, en definitiva, todo lo que digo es falso.

Esta vez no es eso, amor. Aunque quisiera, hoy hablaba mi corazón, no mi vanidad. Lo notarás porque ya no te espero. No fui yo el que provocó la ausencia. Tampoco tú, que ya estabas ausente. Fue un encuentro en la distancia, nos miramos y no nos reconocimos. Pero al marcharte noté que me faltaba algo, algo importante que limitaba mi percepción sobre lo sucedido. Ahora ya no puede haber trato, el tú me das y yo te doy es imposible, porque yo no comercio con los sentimientos.

Y si puede ser, quisiera que pasado el tiempo, ni siquiera recordaras qué fue lo que me quitaste, no sería nobleza que comerciaras con ello.

Y si no me crees y sigues leyendo y pensando que estoy haciendo literatura, será porque todo entre nosotros fue meramente literario. Me hallo tan confuso, que estoy yo mismo empezando a creerlo.

Llegado aquí, debo poner fin, porque una historia sin final, si esto fuese una historia, tampoco tendría principio. FIN

2 respuesta a “No, amor, no es eso”

    1. Hola, Carmen. Tus comentarios son interesantes, no sólo por lo que dices sino cómo lo dices. ¿Eres Croata? Bueno, es igual, se te entiende.
      Una primera puntualización: no son dos historias iguales, son una sola que expone un amor y un desamor.
      Los escritores tenemos dos opciones con nuestros personajes: o empatizamos con ellos, y como demiurgos platónicos queremos de ellos la idea perfecta, o los consideramos materia del caos universal. Como no preguntamos antes de crearlos qué opción prefieren nuestros lectores, unas veces nos salen San Antón y otras la Purísima Concepción. No te ofusques, todo lo anterior lo puedes buscar en Google.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.