Agradecido

A todas y todas que os habéis solidarizado conmigo. Permitidme que no os responda de forma individual, aún sigo en el hospital, y por nada del mundo querría que mi testimonio se convirtiera en un rosario de miserias. No obstante, me sentiré obligado a comunicar que todo ha sido superado, si así sucede.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.