Al otoño le sigue el invierno

Doy por recibido el video que adjunto y que ofreces. Quizá estabas en plenitud de forma, excepto la necesidad de las pastillas azules para cumplir con tu esposa. Bueno, me parece bien todo lo que dices , sugieres y aconsejas. Pero, ¿qué podrías decirnos a los que ya dejamos el otoño atrás y estamos en pleno invierno, fin de las estaciones? Si yo tuviese que hacer un video lleno de esperanza, de esas otras estaciones en las que el tiempo se paraba, se vivía con intensidad, te parecia aterno, el invierno ya no tenía ese nombre, se llamaba muerte, pero que eso no iba contigo, salvo la muerte por acidente, quizá me saliese un video bonito, como el tuyo. El otoño del que hablas es ya la antesala en la que sólo entrarás, no para recordar otras estaciones de tu vida, sino para ver que se cierre la puerta y ya no habrá esperanza, ni propósito de vivir intensamente en ese encierro sin salida. La vida es maravillosa, dices, y no estoy de acuerdo; sólo algunos momentos se podrían calificar de maravillosos, el resto, si no son penas, es dejar pasar el tiempo, y el tiempo sólo es ir dejando atrás todo lo que fuiste, y no creo que el recuerdo te llene de satisfacción. Busca pastillas que te permitan reconciliarte contigo mismo, no veo otra forma de lograrlo. ¿Pesimista? ¿Alguien me vende un poco de optimismo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.