ARY, Vesta, Celia, Tere…y las que nunca se dejaron ver.

Y las tuve en mi correo privado, no se dejaron ver por aquí, eran  de Ecuador, Malasia, China, Gran, Bretaña, Italia, Francia, R. Dominicana, Perú, Venezuela, Paraguay, Estados Unidos, Canadá, etc.

No son parte de mi equipaje, si han estado en mi órbita, será porque ejercí sobre ellas una especie de atracción gravitatoria. Cuando me vaya, pasarán a ser cometas errantes, diluidas en el infinito espacio de la materia oscura.

Me hicieron el honor (así se dice) de tenerme presente en algún momento, pero yo no soy un caballero y no tuve para ellas palabras de agradecimiento.

José

p.s. La china me ha sido fiel durante muchos días y ahí sigue. Al final descubrí que no sería mi geisha, ¿o las geishas son japonesas?,  me leía para practicar el español. Y se «leía» mucho con mis cosas.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.