El ciego que no quiso ver

Erase una vez un hombre ciego que no veía nada; bueno, si, veía siluetas difusas de todo lo que se interponía delante de sus ojos. En una ocasión le pareció que una silueta era la de una bella mujer; las lineas que la marcaban en su cererbro eran perfectas. Como sólo eran lineas o sombras, él ciego tenía que imaginar sus facciones: ojos, pelo, boca busto, caderas, piernas, y hasta una sonrisa que dejaba al descubierto una dentadura blanca perfecta. La tenía delante, la podría tocar, su sentido del tacto confirmaría alguna de sus conclusiones. También podría olerla, olor que le indicaría que se trataba de una mujer limpia, perfumada para seducir, como hacen las flores con los insectos.

Y el ciego quiso cogerla de lo que creyó eran sus manos, pero por más que lo intentó, la sombra se escurría entre sus dedos. Así era imposible acercarla, confirmar su perfecta anatomía, olerla. No llegó a pensar que de haber podido hacer todo eso, también podía haberla abrazado, besado, poseído. Para el ciego eso sólo pertencía al mundo de los sueños, y ahora estaba despierto y sólo podía imaginarla.

Como apareció, la sombra desapareció, ya no precibío otra cosa que se había ido. Pero su cerebro guardó aquella primera sensación, con ella regresó a su casa, se acostó pronto con la intención de poder soñarla, pero no lo hizo, en su lugar soñó que vivia en un mundo sin sombras, que todo era real, que veía. Al desperar, pidio seguir estando ciego, porque la realidad que había visto en el sueño fue la de una pesadilla.

2 respuestas a «El ciego que no quiso ver»

  1. Se te da espontâneamente, eso que los letrados nombran antinomias.
    Escucho con regularidad la canciõn El Ciego, de A. Manzanero y no es la más popular pero si una de las mejor logradas. .Cuando puedas busca la versión de Susanna del Saz y Neus Mar, encuentra la metãfora agridulce del ciego. Tiene algo que ver con lo que aquí escribes.

  2. Pues la verdad es que para ver lo que hay que ver a veces es casi mejor imaginar….
    Dicen que no ven los ojos sino tu cerebro….será por eso que cada uno ve lo que quiere!!!!
    Que es real y que no lo es….????

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.