La edad

Era niña, hoy mujer adulta. Cuando la niña apareció en la portada de la National Geografic, con sus ojos llenó la Tierra de luz. Y esa luz penetró en el alma de todos los que tuvimos la suerte de contemplarla. Por entonces, esos ojos se podría decir que existían en tiempo real. Hoy sólo es un recuerdo que nos proporciona una fotografía. La otra, la foto de al lado es la del tiempo transcurrido. Es de Gula, la misma persona pero distinta, el tiempo no ha perdonado. Hoy Gula es una refugiada afgana, dicen que es feliz, que tiene hijos y que no entiende por qué es famosa. No eres famosa, Gula, nadie ahora te presta atención, pero la joven Gula de 1985 sigue y seguirá siendo motivo de suspiro y añoranza para todos, de hecho, aún sigues siendo la inspiración para todos los que necesitan llenar su alma de milagro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.