La Sima que me espera

y en el horizonte el abismo que me espera

amante celosa que me vas pedir cuentas

porque no elegí antes tus simas

porque no me atrajo tu negrura

porque no tu infinito fondo de orgasmos

porque me fui con ella, con ellas

porque elegí una entrega sin contrapartida

porque agoté la ilusión y me quedé vacío

hoy sin alternativa, sin poder desandar desiertos

que me lleven a oasis pequeños y engañosos

ya no hay nada que me espera en este lado

una vida que se agotó en los sentidos finitos

de las sensaciones con arañazos masoquistas

que confundieron el placer con el dolor

a ti me dirijo con poca esperanza, soy sincero

si me equivoco, que sólo caiga por toda una eternidad

al menos ya no sufriré de contratiempos inesperados

sólo tendré sueños en insomnios eternos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.