¡Qué difícil me lo pones!

Año nuevo. Prefería aquellos otros años nuevos en los que, al margen de los deseos de prosperidad que te deseaban, todo parecía que iba a continuar igual. Ahora ya no se usa la palabra prosperidad, la más común es «¡Feliz año nuevo!», y ahí se queda el cumplido. Pero feliz año nuevo es un deseo mucho más completo. Para ser feliz deben concurrir una serie de circunstancias, desde luego no es una de ellas la prosperidad. Feliz es estar conforme contigo mismo, sea cual sea la circunstancia. Pero hay una que te resta felicidad: la incertidumbre. La incertidumbre puede referirse a muchas cosas diferentes, no necesariamente a todas. Basta con que de una de ellas no estés seguro, para que la felicidad ya no sea algo que esperas; a esa situación no se la puede calificar de felicidad, sino de esperanza. Cuando alguien me dice «Feliz año nuevo», de inmediato traslado esa expresión a «Esperanza para el año nuevo». La felicidad depende de la esperanza, y la esperanza no depende de otra cosa que de que se cumpla algo que esperas.

Cuando de la noche a la mañana te dicen que estás enfermo, de una grave enfermedad, ya la felicidad posible se esfuma y sólo queda la esperanza. Esperanza de que no te mueras, de que te cures, de que no sufras, de que no te incapacite para valerte por ti mismo. Esa esperanza es más compleja que ser simplemente feliz. Si todas esas condiciones que me dicta la esperanza se cumplen, entonces cabe la posibilidad de que sea feliz, pero son tantas, que una sola que falle hará que ser feliz se convierta en una utopía. Por eso pido que no me deseen ser feliz el año nuevo, si alguien quiere cumplir con un buen deseo para mí, mejor me diga: «Que el año nuevo sea benigno para ti». Hay mucha buena in atención en esa palabra, «benigno», desde luego mucha más que «seas feliz». Y, sobre todo, es más posible, aunque cada día sea nuevo, y ya se verá.

2 respuestas a «¡Qué difícil me lo pones!»

  1. Pues bien amigo Jose , me parece bien tu comentario de la esperanza y de la manera de desearte o desear un buen año , frases y solo frases .
    Yo creo que cuando algo no se puede ver ni prever lo que aparece es la fe , no me refiero a la fe en lo que a la divinidad se refiere , fe es creer o esperar en que todo va a salir bien , dice una lectura bíblica que si tuviésemos fe “ moveríamos montañas”
    Por eso , yo creo que prefiero tener fe en que este año nuevo , que tenemos recién estrenado , va a ser un año muy bueno para ti y tu familia, en la que yo me considero parte . Un fuerte abrazo y …… creo y espero que va ser así .
    Tengo fe .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.