Quimio versus Radioterapia

La quimioterapia y la radioterapia son dos féminas que se las traen. Ambas se pelean por ser más eficaces, pero al final ambas coinciden en que matan y causan dolor. La quimioterapia consiste en tomar pastillas, que se distribuyen por todo el cuerpo a través del riego sanguíneo. La radioterapia, en cambio, es más selectiva, sólo actúa sobre el tumor o zona afectada por el cáncer. Ambas matan células cancerígenas y algunas que no lo son. Pero las buenas no suelen ser vitales para que el paciente siga funcionando. Las malas, o cancerígenas, son destruidas, y el resultado esperado es eliminar el cáncer. Para más información, Google.

Quimio y radio son dos supuestos entes con entidad propia. Su actividad les convierte en animados, no se las puede cosificar como sujetos inertes. Este hecho me sugiere que con ellos se puede imaginar un cuento que, aún distópico, puede tener algo de realismo.

Un mismo paciente es tratado con quimio y radio simultáneamente. Radio y Quimio entablan un diálogo poco amistoso.

–No me gusta que me junten contigo –dice Quimio a Radio– pareciera que no confían plenamente en mi eficacia. Has de saber que yo llego a todas las partes del cuerpo y tú no, tú eres más dirigido a un lugar concreto. A ti parece tenerte sin cuidado la metástasis.

–Mi misión–dice Radio– no es ambigua, es selectiva. Mientras tú actúas de forma indiscriminada, matando células buenas y malas por doquier, yo sólo mato las malas. Bueno, alguna vez se me escapa el tiro y le doy a alguna buena cercana, pero mi paciente no sufre tantos efectos secundarios.

–Pues no me gusta que me utilicen contigo–dice Quimio– Así no se puede saber quién es más eficaz.

Eso no debería importarte–dice Radio– trabajamos juntas, y lo que importa es el resultado.

Mientras ambas terapias dialogan. interviene el cuerpo, que hasta ese momento no ha dicho nada.

–No me jodáis con vuestras simples disquisiciones personalistas. Tendríais que tener un poco más de empatía conmigo y , por lo menos, lamentar que, mientras actuáis, me causáis graves disfunciones y molestias. Algún día seréis más finas e iréis a cumplir con lo que se espera de vosotras sin joder tanto.

Quimio y Radio se miran una a la otra y es Quimio la primera en hablar.

–Lo sentimos, y hablo también por Radio, pero así son las cosas hoy por hoy. Llegará el día en que eso no te suceda, pero tú, desgraciadamente, estarás muerto. Así que toca joderte si quieres seguir vivo.

Y el cuerpo, que no tiene más recursos dialécticos, se toma las pastillas de quimio y deja que radio le fríe el tumor y alrededores. Pasado algún tiempo, el cuerpo parece haber olvidado que está vivo gracias a dos métodos terapéuticos que le torturaron. Es su problema haber querido seguir viviendo.

Una respuesta a “Quimio versus Radioterapia”

  1. Bien esta lo que bien parece , pero conociéndote como te conozco, lo que me Estrada es que mandases , eso si finamente , a donde pico el pollo a las dos .
    Pero estos diálogos con los bichos , son producto del hartazgo de un ser que lucha por vencer a otro bicho con la ayuda de los primeros . Sé cómo sea contada esta historia , real , no deja de ser plato de mal gusto para nadie , sobre todo pata ti y para los que te queremos .
    Que queda ? eso si , sin complacencias ni buenísimos , pues confiar en que tu , con la perseverancia castellana te aferres a la vida y luches con uñas , dientes y …. lo que tengas a mano contra esos hijos de mala madre que se metieron en tu cuerpo un día . Cuídate lo que puedas y más , vive el día a día pensando en los que te pueden o podemos aportar algo positivo . Sabes que nos importas a muchos y nada más que por eso merece la pena luchar . Un abrazo Don Jose .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.