Todo el Cielo para mí

Todos dijeron que había muerto, pero no fue así. Dejé la Tierra y subí al Cielo. Cuando creí haber llegado, una puerta me cerraba el paso. En el frontispicio claramente un letrero decía «El Cielo». Llamé repetidas veces y nadie salió a abrirme. Aburrido de esperar, me senté apoyando mi espalda sobre la puerta, y ésta comenzó a abrirse; no estaba cerrada. Con la esperanza renacida, me levanté y con la mano la empujé hasta que pude franquearla. Esperaba algún tipo de recibimiento, pero nadie apareció. «Quizá estén más en el interior, pensé», y seguí andando mientras gritaba: «¿Hay alguien aquí?». El silencio fue la respuesta. «Aquí debería haber mucha gente, cómo yo, algunos con más derecho, no puedo creer que todo el Cielo sea para mí», fue mi reflexión última.

Y así seguí por toda una eternidad, absolutamente solo. En el Cielo no había nadie. Me hubiese gustado volver a la Tierra y contarlo, pero, seguramente, nadie me habría creído.

4 respuesta a “Todo el Cielo para mí”

  1. Querido Jose , que bonito hubiese sido que te recibiese alguien . Yo tengo un amigo que tuvo una experiencia parecida .
    Verás lo que le paso :
    “ HOLA BUENAS , hola qué tal ?
    PUES MIRE YO ME LLAMO PEPE Y ME E MUERTO , pues a ver que mire….. pues no , aquí no reza Vd . Se tenía que morir mañana .
    PERO SAN PEDRO RESULTA QUE ME HA SUCEDIDO HOY !!
    lo siento , Vd tiene que volver a la Tierra …. pero no en forma humana , turne que ser como animal . PERO ESO COMO ES ? Y DE QUE ? de gallina , PERO SAN PEDRO DE GALLINA ? si y ahora !!
    DE PRONTO APARECIO EN GALLINERO CON MUCHAS GALLINAS Y ….. AL LADO UNA LO MIRABA Y MIRABA Y ….. de pronto lo dice : No me digas que tú …… SI , A MI ME HA OCURRIDO COMO A TI Y LLEVO UN AÑO !!!
    NO !!! POR DIOS !!
    Y que hago ? Tú tienes que poner un huevo o si o si , si no lo haces vas a la holla .
    Y COMO ? tu cacarea y cacarea y aprieta !!! aprieta mucho !!!
    De pronto en el fragor de la “ batalla “ se oyó una voz que decía :
    PEPE !!! PEPE !!! DESPIERTA QUE TE ESTÁS HACIENDO CACA !!!!!
    Pobre amigo , que mal sueño tuviste .

    Como siempre que el humor no falte .

  2. Estremece esa imagen de soledad.
    Me escondo. No quiero ser en ese paraíso.
    Regresa, alguien creerá, y los mitos desaparecerán para siempre.

  3. Hola José, te había contestado y me fue devuelto el mensaje. Va de nuevo. Respecto a que no había nadie en el Cielo, te cuento un «cuento»: Muere un hombre y llega a las puertas del Cielo, ahí esta San Pedro checando los expedientes de los que llegan, después de leer el de nuestro susodicho le dijo:_ tu lugar no es aquí tienes que irte al Infierno, el camino es por allá. Muy triste y sorprendido el hombre, llega a las puertas del infierno. Toca y le abre un diablo muy simpático. _Pasa, y ponte cómodo.
    El hombre entra a un bello jardín lleno de árboles flores y fuentes, ahí pululan hombres y mujeres bebiendo copas de vino, abrazándose, besándose; se escucha música huapachosa y alegre, algunos bailan. Algunos diablos reparten ricas viandas. Nuestro hombre se queda con la boca abierta por largos minutos. Sin poder contenerse regresa con el diablo que le abrió la puerta y la pregunta:
    -Óigame usted, de verdad aquí es el infierno.
    -Sí, aquí es, ¿por qué?
    -En la Tierra nos enseñaron que el infierno estaba lleno de fuego, lamentos y crujir de dientes.
    -Ah! usted es de ésos. No caballero, todo eso que le decían en la escuela y en la Iglesia, es pura mala propaganda que nos hacde La acción Católica.

  4. Antonio, jolines, no sea eso verdad y me hagan regresar como gallina, como Chupi (el gorrión sempiterno de José) como el perrito Simba (ex mascota) y don José me regale en Mijas y me pierda de la finca…. Algunos (as) ya tenemos bastante con esta vida, claridad y oscuridad, y no queremos repetir sopa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.