Y dura y dura

Como esas baterias que anuncian. Me refiero ahora a esa guerra no declarada. Antes éramos más finos; las guerras se declaraban. Esta, al contrario, los que la empezaron siguen sin llamarla guerra; es una limpieza de fascistas, dicen. Seguro que han matado a más que no lo eran, pero siguen sin reconocer que son unos bestias. Bueno, pues parece que no le ha salido bién el propósito altruista, y la masacre y destrución sigue y sigue. Falta el momento apropiado para probar otros medios de detrucción más expeditivos, a ver si esos fascistas ucrananianos quieren entrar en razón. O porque se le esta yendo de las manos algo que esperaban fuese rápido y al hijo de Putin le dé por probar un pepino nuclerar, ultima generación, que mata pero menos, vaya a ser que al otro lado se acojonen y aprieten el boton de más de lo mismo, y ya esta armada, no la tercera guerra mundial, sino la traca de la destrución mundial. Y qué casualidad, llevamos una semana de un fenómeno meterológico, porque así lo llaman, que no lo recuerda nadie vivo; el Sahara servido a domicilio. ¿Y si fuesen un comienzo de las parecidas diez plagas bíblicas de Egipto? Claro, en algo tiene que distinguirse, porque las susodichas plagas, cuando uno las recuerda o las lee, termina pensando que Putin es una monja de la caridad travestido en comparación con el dios que nos presenta la Biblia; ese si que es un egolatrata, sanguinario, que porque el faraon egipcio no deja ir a sus amados israelitas al desierto a adorarle o a rendirle culto, a cada demanda de que acepte, que si no lo hace, se inventa un arma de destrución masiva. Aquí las diez plagas y la claudicación:

  • Primera plaga: el agua se transforma en sangre.
  • Segunda plaga: las ranas.
  • Quinta plaga: muerte del ganado.
  • Séptima plaga: lluvia de granizo y fuego.
  • Octava plaga: las langostas.
  • Novena plaga: las tinieblas.
  • Décima plaga: muerte de los primogénitos.
  • La salida de Egipto.

Hombre, hay que ser medio tonto para que Putin repita esa ristra de calamidades. Del cielo cayendo el polvo del desierto, que junto a la lluvia de agua pudiera semejarse a sangre, pues hasta, a la larga, será un beneficio para el campo por los nutrientes que lleva. La muerte del ganado, esa si puede parecerse, pues debido a los costes de la energía y carburantes, indirectamente el gando está dejando de comer y muriendo, cuando no canibalismo entre los cerdos, e indirectamente el desabastecimiento de los lugares de compra de alimentos para los humanos mismos; todos herviboros, a comer lo que encuentren por el campo. Quizá ese régimen alimenticio acabe con el dichoso cancer, dios lo quiera por lo que a mi toca. ¿Lluvia, truenos y relámpagos? Llevamos una semana de intensas lluvias. es verdad que las inundaciones están arrasando cosechas y otras propiedades, pero están llenando los pantanos, así que por esto no hay que preocuparse. Las langostas no han llegado, pero sería una alternativa fuente de proteina; ya se venden fritas. La lluvia de ranas, pues a comer ancas de rana. ¿Moscas y mosquitos? Esto sí sería un problema si fuesen plagas; el uso de insectidas podía afectarnos a los humanos; en situaciones así, el resto de los seres vivos no importa. ¿Tinieblas? Ya casi la padecemos. En mi Costa del Sol, desde hace una semana, apenas si se ve a cien metros, por el polvo en suspensión. ¿La muerte de los primogénitos? En qué estaría Dios pensando, si no hizo que las mujeres fuesen estériles o los hombres eunucos? A primogenito muerto, nuevo niño puesto. La salida de los judios de Egipto. Esto, a pequeña escala, se está pruduciendo; las migraciones no irán a ningún lugar donde puedan ofrecer culto al señor Putin, pero desde los nuevos lugares de acogida podrán llamar a Putin gilipollas por leer la Biblia y querer ser un nuevo dios.

En fin, que como los humanos no nos enteramos hasta que se nos viene encima, pues no sería de extrañar que en una de esas ya no tengamos ocasión de contarlo.

Una respuesta a «Y dura y dura»

  1. Yo no lo hubiera explicado mejor…
    Las plagas no son literales y como has comparado, podría muy bien ser lo que estamos viviendo…
    Me faltan las langostas y las ranas… pero ya llegarán!!!!
    Espero no estar aquí para ver el anunciado final ya hace unos pocos de siglos!!!

Responder a Monica Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.