Yo y el Universo

Se lee, se cuenta que el universo es infinito

Otros, por lo contrario, lo creen finito

Alguno se enrolla (Enstein) en una teoria que parece más bien un juego de prestidigitación.

Los Sabios ya le han puesto fecha de nacimiento, miles de millones de años luz. ¿Qué sabrán ellos?

Otros, para no ser menos sabios, ya dicen que esos cálculos no se sostienen, que hay que ir pensando en tres mil millones previos, pues se ha descubierto una galasia que debió formarse mucho antes. El Big Bang ya sólo es una hipótesis

Y si me da por seguir todo lo que se dice sobre el Universo y su primo el Espacio-Tiempo, aquí me vuelvo algo así como la Niña del Esorcista, pues mi cabeza, que mira atrás y adelante, no para de preguntarse dónde está eso.

Yo, un ser finito hasta el ridículo si me comparo con el Universo, tengo que negar o aceptar esas cosas que se dicen, y según quién las dice, yo seré un persona informada o una persona ingenua. Lo cierto es que lo diga quien lo diga, conmigo que no cuenten. A mí ya sólo me importa mi fecha de caducidad. Y el Universo a lo suyo, para que algunos se sigan entreteniendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.