Alea jacta est

Hay frases que son inmunes al olvido con el paso del tiempo. Esta es una de ellas. La pronunciara Julio Cesar parece el motivo para que obtuviera el marchamo para la eternidad. Seguro que cualquier mortal habrá pronunciado esta frase en su idioma en la circunstancia para que se aplica sin conocer su origen. Pero esta frase contiene un significado falso. La suerte no se convierte en un hecho inevitable. Si decimos “ ha sido una suerte que haya sucedido tal o cual cosa favorable”, lo que venimos a decir es que en lo sucedido no hemos tomado parte. Quién o qué ha hecho que sucediera? Un cálculo de probabilidades no nos habría posibilitado influir para que así sucediera, por tanto, la suerte que tengamos jamás podrá ser echada. Dicho de otra forma: hagamos lo que hagamos la suerte no existe. Ni la buena o la mala suerte son preexistentes a la espera de hacerse visibles…

Una respuesta a «Alea jacta est»

  1. Como no podía ser de otra manera , estoy de acuerdo .
    Sobre este tema se podrían verter muchos renglones en frases con acuerdo o en desacuerdo sobre la cuestión . Yo nunca creí en la suerte , según hice o no ,cosas en mi vida ,tuve o no , lo que pretendía o no .
    Una frase sobre esta cuestión es : La suerte es para los tontos !!
    Yo creo que el tonto y el listo están en el mismo bombo , ahora eso si , si nos referimos a la clase política ….. los hay con suerte !!!! Jajaja . Un abrazo Don Jose

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.