Sobre mi culo

Pensaba escribir sobre mi alma aunque fuese con disimulo. Tampoco sabría decir de qué alma, si sólo tengo una cosa clara, y es mi culo. Si, a veces el alma me duele, será porque no me duele el culo. Al alma se la alivia con sofisticadas técnicas inventadas por los chinos. pero cuando te duele el culo, los calmantes, los masajes, los baños de asiento y, finalmente, los opiacios (morfina), sólo te dejan el culo muerto hasta que vuelve el dolor intenso. Y es, entonces, cuando ves que tu culo no tiene remedio, o sí, escuchas a tu alma que exclama: ¡que te den por el culo!

Esta entradilla viene a cuento porque me he decidido a desempolvar mi página. No es por ningún motivo que me lo exija, es que mi maldito culo no deja de torturarme, y si me callo, alguien puede pensar que José «consiente». No lo consiento. Todo lo que está en mis manos y las de los médicos están tratando que este dolor no acabe con mi paciente actitud y le busque una drástica solución. Diréis: «coño, Josè, no es para tanto, sólo es el culo, a no ser que le otorgues el título de nobleza». Y quizá tengáis razón, ya estoy haciendo lo último antes de que me inunde el pánico: todos los día le aplico quimio/radioterapia. Si gano la batalla, no volveré a hablar de mi culo y sí de mi alma. Palabra.

Gentileza de Grisel. Es un buen comentario

3 respuestas a «Sobre mi culo»

  1. Pues la verdad mi querido amigo Jose es que después de leer tu manifiesto me siento de culo , cuesta abajo y sin freno .
    Bromas aparte , creo que es muy lógica tú forma de relatar, de sentir y de desarrollar tus dolencias . Yo te mando un abrazo con el alma , por aquello de que si te lo mando con el culo me mandarías a tomar el té de las cinco .
    En fin , que te puedo decir yo que no suene a eso , a “ claro como al que le duele el culo es a mi “ .
    No , sabes qué deseo con toda mi “alma” que de resultado tú tratamiento y un día …… lo mandemos todo a TOMAR POR EL CULO .
    Abrazos gordos .

  2. Mi querido Colega. No es consuelo, es verdad: tengo dos amigos que han tenido cáncer de la próstata y como tu dices el culo. Y, lo han superado, así que, mi querido José, no te des por vencido ni aún vencido… tú puedes. Eres mi héroe. Arriba y adelante. Un abrabeso, suavecito para no lastimar tu coliflor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.