Canto fúnebre por mis tres rosas

vi cómo la vida se apagaba

vi vuestros pétalos marchitos

olí la fragancia ausente

recordé la belleza efímera

uno, dos, tres riegos extras

alimentación asistida

el soplo de mi aliento

ánimo, pequeñas, no desfallezcáis

aún os quedan días de gloria

todo fue en vano

Vivaldi tocó otra sonata


¿dónde van las rosas muertas?

para qué querer ir al cielo

si allí no han de estar mis tres rosas

yo os daré una segunda oportunidad

Viviréis en mi recuerdo.

con todo mi amor, pequeñas.

4 respuesta a “Canto fúnebre por mis tres rosas”

  1. José. Sigue sembrando no desfallezcas. Continúa colaborando con la naturaleza y su fábrica de belleza. Toda la naturaleza s nuestra si cuidamos de ella. Investiga sobre las diferentes variedades de rosas. Ayúdalas a vivir y reproducirse, disfruta de su belleza y déjalas ir. Es la ley de la vida. Disfrútalas y serás feliz. No dejes de retratarlas y comparte tu obra con los que te amamos.

  2. ¡¿Y sabes por qué? así las disfrutamos más que si fueran imperecederas . Son un ejemplo de vida. Te cuento el ciclo de vida del colibrí: Se puede dividir en etapas y a pesar de que en el primer año de vida mueren muchos, si sobreviven suelen superar el año de vida. En general, esta ave tiene una esperanza de vida de tres a cinco años una vez logra pasar su primer año de vida. Yo los amo a todos como si fueren el primero que amé y vi nacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.