De la belleza y la fealdad

En mis dos escritos anteriores ponía ante la curiosidad de mis lectores lo que para mí eran dos exponentes de la caótica Naturaleza, que no dejaba de sorprendernos al no tener elementos que la justificaran.

Buscando en Internet el hombre más feo del mundo y la mujer mas bella, elegí éstas entra una amplia galería de hombres y mujeres verdaderamente feos y guapas ¿Por qué elegí a éste ejemplar de hombre feo y el de la mujer bella? Pero el hombre parece feliz, ríe, mientras que la bella no parece sentirse satisfecha. Y esta impresión mía, probablemente equivocada, es la que me sugiere escribir sobre la fealdad y la belleza, cuando lo propio sería glosar la belleza de la mujer de la foto.

La fealdad, como la belleza son términos relativos, subjetivos cuando los define el hombre. Que la belleza nos eleva el espíritu y la fealdad lo deprime son cosas que se sienten al margen de la observación visual del objeto. Nos puede emocionar una pintura, una escultura en la que el artista sólo plasmó su obra sin pretender que fuera bello el modelo. Nos puede deprimir ver que una rosa se marchita y abandona del todo su belleza. El efecto es, como digo, subjetivo . Pero de esto se ha hablado mucho y hasta tesis filosóficas que pueden satisfacer al más curioso y exigente.

A mí, y siguiendo la motivación de mis anteriores escritos, me interesa un aspecto, probablemente, sin interés para la mayoría . ¿Por qué la Naturaleza es tan caprichosa (caótica) en la manifestación de su creatividad? Es causal o casual? Los causaladictos responderán que asi previamente ha sido dispuesto por un ente superior, hacedor de todas las cosas. El casualadicto dirá: no, no ha habido un designio supremo, la Naturaleza es el resultado de una caótica combinación de elementos absolutamente casuales. ¿Qué diríamos si se impusiera el concepto causal como único motivo? Lo menos que se nos ocurriría sería decir: a qué jugaba este hijo de puta cuando creó esto? Lo dejamos, pues, en que la causalidad nos indispone más que si aceptamos la casualidad de todo lo que existe.

Los dos ejemplares que ilustran este escrito tienen más fácil ser explicados desde una perspectiva casual, en la que han podido intervenir la genética, la combinación celular del feto, una malformación congénita del hombre y, por contra, una ordenada síntesis de la creación que nos complace al observar a la mujer. En cualquier caso, ¿por qué el hombre decimos que es feo y la mujer bella? Haceos esa pregunta y veréis que no tenéis respuesta. No es suficiente que una os eleve el espíritu y otra os deprima. Yo cuanto más miro al hombre, me digo: más feo ya no puede ser, y no me afecta. Y si miro a la mujer, me duele pensar que esa belleza no sea eterna, recordando el ejemplo de la rosa.


Una respuesta a “De la belleza y la fealdad”

  1. Buenos días amigo Jose , cuantas veces escuché a lo largo de mi vida que la belleza está en el interior y que el hombre y el oso cuanto más feo más hermoso , que la suerte de la fea la guapa la desea , que las mujeres guapas y rubias son tontas y un largo etc .
    Es cierto , esa mujer bella y otras como ella , tienen siempre un semblante triste y si encima son famosas , su sonrisa es ficticia , que les falta felicidad y al contrario la mujer lozana normal , desenfadada con menos curvas y menos arreglos desprenden felicidad, pongamos por ejemplo la famosa frase de la GORDITA FELIZ , es casualidad o causalidad ? el hombre como la mujer, tiene valores internos que no se ven , la belleza o la fealdad son latentes a primera vista , con cual nos quedamos ? Casi todos diríamos “ hombre si es guapo / guapa e inteligente mejor , tócate lo que nos cuelga !! Pues claro .
    Por eso busco y echo mano una vez más al refranero : EN EL TÉRMINO MEDIO ESTA LA VIRTUD .
    Valga ahora una anécdota personal :
    Tengo un amigo de toda la vida , 55 años , el , normal física e intelectualmente , ella fea de …….
    un buen día , debido a la gran confianza que nos une , le dije : Oye , tú cómo es que no te fijaste en una mujer más atractiva ? y aclaró que esa pregunta no la hice por falta de respeto y educación , si no más bien por venir al caso , él me respondió :
    Lo sé amigo Antonio , se que es fea pero me lo paso con ella de P. M .
    Y para terminar solo me queda tirar una vez más de refranero :
    PARA GUSTOS , COLORES.
    EL LIBRO DE LOS GUSTOS ESTÁ EN BLANCO .
    Un fuerte abrazo y añadir algo más , si miramos a nuestro lado , a lo mejor nos damos cuenta que no merecemos ni lo que tenemos .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.