¿Y esto?

Pues esto, queridos amigos, es una de esa extrañas criaturas que la Naturaleza ha tenido a bien contar con ellas para asombro de los humanos, porque si no es así, ya me diréis qué broma es ésta.

El bicho se llama o lo hemos llamado Tardígrado, sólo porque se desplaza muy lento. Y ahora asombrense hasta la incredulidad más absoluta. Se pueden creer que el animalito, entre otras, puede sobrevivir en el vacío, soportar temperaturas de -150 y más de 150 grados, vivir en estado de latencia años en cualquier estado fisico en el que se le recluya, que, por supuesto, puede vivir en la Luna y en otros planetas si se dan las mínimas condiciones? Véase el recomendado artículo: http://www.iucr2011madrid.es/que-son-los-tardigrados/

Cuando uno se entera de que este ser existe, lo primero en preguntarse es por qué y para qué. Como somos muy dados a suponer la razón de las cosas, en relación con este extraño ser, concluimos que no tenemos pajolera idea de la razon de su existencia. Y no es para menos, dadas la extremas e imposibles condiciones de supervivencia que soporta. Ahora bien, dicho lo anterior, también podemos concluir, a la contra de los que sostienen la causalidad de todo lo que existe, y aunque curándose en salud admiten el principio de incertidumbre (Heisenberg y Born), que nada más casual que la vida, en cualquiera de sus formas; los elementos químicos que han dado origen a la vida han tenido ocasión de unirse en infinitas combinaciones , con resultados tan dispares como éste. Así se expresa Hume, que niega que toda causalidad se fundamenta en la experiencia y que es la experiencia la que categoriza la causalidad y su existencia anterior. Pero si nos referimos a la Vida para entender los procesos que la crean, ahí mejor dejarlo para los fanáticos que dan sus personales definiciones sin aceptar siquiera el principio de incertidumbre al que he aludido antes. Y hay para todos en un intento de dar por sentado que la Vida se puede explicar con la Ciencia en su concepción amplia, la Química, la Filosofía, la Religión, Pero todas ellas no explican ni podrán explicar por qué existe un ser viviente que se llama Tardígrado, que no es de otro mundo, aunque seguro que también, que vive entre nosotros y nos supera en capacidad de supervivencia, por más que dispongamos de la experiencia para alcanzar ciertas metas causales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.